Boda en málaga

eva & ángel

Eva y Ángel son unos trotamundos, tienen cosquillas en los pies y no pueden parar quietos. Curiosos, inquietos, currantes, comprometidos y aventureros han recorrido medio mundo. Pero para casarse… para casarse a Málaga, de donde ella es. A Malaga, y en otoño, que hace calorcito todo el tiempo y la luz es un regalo. A Málaga a buscar ese calorcito que desprenden también los amigos y la familia. Y aunque Ángel es salmantino, no le costó ningún trabajo movilizar a los suyos para bajar a la costa en un otoño más parecido a verano que a otra cosa.

Un lujo ser la fotógrafa de su boda. Ella iba guapísima con un vestido de encaje de Pronovias de corte romántico que le sentaba de escándalo, súper delicado y con una cola muy discreta. El peinado y maquillaje fueron obra de Clara Romero que le hizo un recogido que era arte puro y que no se le movió en todo el día, y la maquilló suavemente resaltando sus ojos. El ramo era una maravilla, con flores silvestres de temporada, Eva quería algo muy de su tierra y se lo prepararon en la Floristería Entreflores de Vélez Málaga. Y tan guapa – y poco nerviosa – como iba, nos fuimos a buscar a novio para casarse en el Hotel La Viñuela, junto al Pantano, en plena Axarquía.

Allí la esperaba un poquito más nervioso novio, más tímido que ella pero puro amor y ternura. Hizo la entrada a la ceremonia del brazo de una madre que no sabía hacer otra cosa  que sonreír y disfrutar como una enana, y juntos esperaron a Eva y al padrino, Fue una ceremonia preciosa, civil, con intervenciones llenas de momentos de humor y de alguna que otra lágrima de emoción. El día nos regaló muchísimo sol y todo salió genial.

Fue una boda de ensueño para cualquier fotógrafo de bodas. Todos fueron amabilísimos y nos hicieron sentir uno más y así todo es facilísimo. Cuando ves que la gente disfruta tanto las fotos se hacen solas y así fue: risas, regalos originales, trenecitos, bailes, niños jugando, mayores haciendo el gamberro… No faltó ni un perejil. Cuando nos fuimos, aquello tenía toda la pinta de que iba a acabar a altísimas horas de la noche. 

Ha sido un gustazo ser parte del equipo de la boda de Eva y de Ángel, les deseamos lo mejor, muchas aventuras y que sigan queriéndose y sonriéndose así de bonito siempre.

¿Te ha gustado este reportaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies