Esto es así. En una boda todo está especialmente cuidado. Y el look de los invitados, también. Así que si te gusta la moda, te llaman la atención los complementos, la manera en que cada uno se expresa con la ropa, lo atrevido que se puede llegar a ser en un evento tan importante, los colores, las combinaciones y los tocados… si te causa da curiosidad el estilo de los demás, entonces tienes que hacerte fotógrafa de bodas en Málaga, como yo.

Reza el protocolo que el tocado, ya sea una pamela, un canotier o algo más sencillo como unas flores  en un recogido o una diadema, tiene que ir durante el día. Por la noche, pelo suelto o recogido, sin nada más. Depende ya de lo purista que seas en este sentido, o de las ganas que tengas de colocarte el pamelón de quitar el hipo que te compraste en las últimas rebajas y que te mueres de ganas por estrenar. También dice el protocolo – aunque también es cierto que depende de la fuente a la que consultes – que puedes llevarlo hasta el cóctel, y luego debes quitártelo durante la comida. Esto tiene una razón. ¿Cuál? Pues es muy sencillo. Imagínate sentarte al lado de una persona con una pamela grande colocada de lado. O imagínate llevarla tú. No podrás hablar con quien esté del lado donde está colocada la pamela, a no ser que habléis sin miraros a los ojos, o por móvil. El parapeto no os dejará. Para salvar este problema muchas wedding planner preparan un perchero para que las invitadas puedan colgar sus tocados en él y que los vaivenes de la fiesta los permita volver sanos y salvos a casa.

El tocado te completa el look. Puedes llevar un vestido muy sencillo, que los zapatos y lo que hayas añadido al peinado acabarán siendo lo que confieran estilo al resultado final. Las bodas son el momento perfecto para atreverse uno con cosas con las que nunca se atrevería, y hay que aprovechar la ocasión. Eso sí, nunca dejes de sentirte tú misma, que nunca te dé la sensación de que vas disfrazada. Atreverse está bien, pero no lanzarse a tontas y a locas. Para eso, seguro que tu madre es tu mejor juez para bajarte un poco de la nube si te has ido volando muy alto a la hora de elegir lo mucho o poco atrevida que has querido ser. Que te pase revista. 😉

Aquí abajo podéis curiosear lo que algunas invitadas llevaron para el gran día de sus novias. Si estáis aún pensando qué poneros para la próxima boda y estáis barajando muy fuerte la opción de la pamela grande, ¡suerte cuando vayáis a saludar con dos besos! Si me preguntáis qué me gusta más a mí… yo me declaro fan total del canotier y del recogido con flores naturales.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies