Vicky & Ramón en Málaga

La verdad, casarse por lo civil es una gozada. La iglesia tiene ese encanto del rito, ese pasear por el pasillo, esa cosa de toda la vida que te conecta con el momento en el que se casaron tu madre y tu abuela, es cierto, aunque tiene otro sabor. Pero hay sabores para todos los…