La pequeña Lara

Bebés, Blog, Sin categoría

Esto más que una entrada sobre fotos de bebé, bien podría ser una entrada gastronómica. Esos michelines podrían estar rellenos de queso fundido y no serían más apetitosos. Sí, es así: para comérsela y repetir.

Para esta sesión me fui a casa de la peque para que se sintiera cómoda y a gusto con la cámara y para que tuviera a su mamá – despensa andante y expendedor de mimos – bien a mano. Y fue todo un éxito: dos horas de disparos y cambios de vestuario sin un solo puchero, oiga, impresionante. Al fin y al cabo no podía ser de otra manera, la peque tenía alrededor a cuatro adultos – nosotros y los papás – haciendo monerías y poniendo caras graciosas para que se entretuviera. Os aseguro que eso de tomar fotos mientras haces el idiota es una experiencia única. ¿Sentido del ridículo? En absoluto. Más bien sesión llena de carcajadas que sirvieron de catalizador para la lista de perrerías que le hicimos a la pobre: que si le ponemos una cofia, que si le cambiamos  el osito de sitio, que si cosquillitas en los pies, que si mira a mamá y a papá cantarte tu canción preferida… De verdad os lo digo, qué momento más mágico.

Lo mejor de todo es que, por mucho que ella no se acuerde, ¡tenemos documentación gráfica que lo atestigua! Y cuando sea adolescente, podrá buscarme para increparme: “¿por qué me sacaste en paños menores?”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s